7 de gener de 2010

La tía Tula

"Gertrudis se sintió siempre sola. Es decir, sola para que la ayudaran, porque para ayudar ella a los otros no, no estaba sola. Era como una huérfana cargada de hijos. Ella sería el báculo de todos los que la rodearan; pero si sus pierna flaquearan, si su cabeza no le mantuviese firme en su sendero, si su corazón empezaba a bambolear y enflaquecer, ¿quién la sostendría a ella?, ¿quién sería su báculo? Porque ella, tan henchida del sentimiento, de la pasión mejor, de la maternidad, no sentía la filialidad. -¿No es esto orgullo?, se preguntaba."
Unamuno. La tía Tula

3 comentaris:

estrip ha dit...

ostres amb la Tula!
Un llibre que hi havia a casa dels pares que de petit sempre em feia gràcia, potser pel nom. I ves per on aquests és el primer fragment que llegeixo.

Striper ha dit...

Fa molt de temps que la vaig llegir potser es hora de que torni a legir-la

Efrem ha dit...

Aquí és quan hom s'adona del seu propi analfabetisme xD